La importancia de la innovación en limpieza

La importancia de la innovación en limpieza
7 MIN

La innovación, como cambio que supone una mejora, es imprescindible en la limpieza. Las novedades que se introducen con cierta regularidad en los procesos, productos y técnicas de limpieza, permiten realizar trabajos cada vez más eficientes y eficaces. Y es que no sólo se trata de una palabra de moda, sino que está detrás de cuestiones de gran relevancia.

 

La innovación como valor diferencial

Estamos convencidos de que ese enfoque a la innovación nos permite ser una opción de confianza para todo tipo de clientes. La mejor empresa de limpieza que se puede contratar, es una empresa con reconocimientos a la calidad, que ofrece un servicio personalizado, que cuenta con un buen equipo humano formado y que realiza su trabajo con seguridad y que cuenta con excelentes referencias por sus trabajos anteriores. Y para mantener esa posición, es fundamental que incorpore la tecnología y la innovación en todos sus procesos.

La empresa de limpieza que invierte en formación, en innovación y en nuevas tecnologías, es una empresa preocupada por trabajar cada día mejor. Todos los beneficios que la tecnología aporta a nuestro negocio, son beneficios para los clientes.

Y por supuesto, conocer las novedades del sector y estar a la última tanto en maquinaria como en procesos, ofrece una pista inequívoca sobre la calidad de un trabajo de limpieza. Porque es la mejor vía para ofrecer un buen servicio, incluso a un coste inferior.

 

Ejemplos de técnicas innovadoras de limpieza

En Rivera, la innovación nos ha permitido incrementar la seguridad de nuestros colaboradores y colaboradoras, realizar trabajos que cuidan de la salud de las personas o ser más eficientes sin rebajar los estándares de calidad, entre otras cuestiones. Por ello, llevamos a cabo una búsqueda continua y proactiva de herramientas y procesos punteros para conseguir los mejores resultados de una manera más eficiente; en un proceso que nunca termina.

Como ejemplo, ofrecemos los siguientes servicios que nos permiten realizar limpiezas de calidad que cuidan de la salud de las personas.

 

Desinfección aeróbica

La mejor forma de limpiar el aire en un espacio cerrado es la desinfección aeróbica constante y efectiva. Para ello, la técnica más eficaz es el empleo de ozono, que se puede producir de forma artificial mediante un generador de ozono.

Éste ozonizador permite higienizar y eliminar olores sin efectos secundarios, sin contaminación y sin generar residuos con una efectividad aniquiladora de agentes patógenos superior al 99%. El resultado es un espacio aséptico sin malos olores; un espacio de plena confianza para vivir o trabajar.

 

Vaporización

La limpieza con vapor permite esterilizar la superficie sin dañarla, logrando una limpieza impecable. La acción bactericida y fungicida de la aplicación de vapor de una forma tan poco agresiva es difícilmente alcanzable por cualquier producto químico.

La aplicación de vapor elimina la suciedad sin problema incluso entre rincones de difícil acceso, logrando una estancia químicamente limpia. Por este motivo, es especialmente recomendable su uso en zonas de especial sensibilidad como las estancias de hospitales, restaurantes o industrias; así como en negocios con un riesgo mayor de presencia de bacterias como centros deportivos, spas, hoteles o transporte público.

 

Nanotecnología

El uso de la nanotecnología en limpieza se basa en el empleo de nanopolímeros. Al recubrir ciertos materiales y superficies con estos productos, podemos conservar las propiedades intactas contra la suciedad, la erosión, las bacterias o incluso condiciones ambientales.

Las superficies en las que se aplica permanecen limpias durante más tiempo. Esto no sólo supone un ahorro en tiempo, trabajo y recursos; sino que permite un mejor mantenimiento y durabilidad de las superficies. Adicionalmente, la nanotecnología permite una limpieza en mayor profundidad en algunos casos concretos como por ejemplo para repeler el agua, la grasa u otras sustancias y para evitar insectos o microorganismos.

 

Limpieza criogénica

La limpieza criogénica es un proceso no abrasivo que elimina la suciedad con hielo seco sin generar residuos adicionales. Se trata de un método más limpio y rápido que otros con similares resultados como productos químicos o arena a presión. Además, no es tóxico ni conduce la electricidad, lo cual lo convierte en el método más seguro en muchos casos.

La técnica consiste en proyectar partículas de hielo seco a alta velocidad, que desaparecen al contactar con la superficie. El único residuo generado es la propia suciedad, que una vez se desprende por acción del hielo, se puede aspirar o barrer fácilmente.

 

Ultrasonidos

La limpieza ultrasónica se basa en el principio de ondas de alta frecuencia, aplicado en el líquido en el que se sumergen las piezas a limpiar. La usamos de forma frecuente en el ámbito industrial para la limpieza de objetos delicados y piezas intrincadas para una limpieza microscópica de gran calidad en toda la superficie.

Con ello se consigue una limpieza de máxima calidad en tiempo récord y sin el empleo de productos químicos para sectores que trabajan con muchas piezas de muy distinto tipo (mecanizado, automoción, naval), empresas que requieren una limpieza exhaustiva (medicina, hostelería, dental) o negocios que trabajan con piezas delicadas (joyería, electrónica, informática).